taburete decorado a mano con zentangle

Como ya dije en el post  detalles en el taller I, voy a hacer unos pequeños tutoriales. Irán sobre cómo realizar trabajos de recuperación de objetos para utilizarlos como decoración en el local. En este caso, la intervención ha consistido en un mueble pintado.

Voy a detallar el proceso con el que lo he actualizado. Dándole un aire más moderno y desenfadado al típico taburete de cocina. De los que había en casi todas las cocinas de los abuelos en los pueblos. Os suena, verdad?

taburete-antes

Lo primero ha sido decaparlo para quitar las manos de pintura blanca que tenía. Lo he hecho con producto químico para quitar pinturas. La marca, la que os venga bien, porque todos son parecidos y funcionan. Ya sabéis que esto se hace siempre con guantes y todo eso, porque es tóxico e irritante. He raspado las capas de pintura blanca que tenía pero no del todo, porque he dejado restos para conseguir ese look vintage que estaba buscando.

Hint&Tip AL arrastrar los restos de pintura con la espátula, hacerlo siempre con una que tenga los bordes desgastados y en el sentido de la veta para no dejar marcas

taburete-decapado

Cuando acabas con el decapante hay que asegurarse de que el decapante deja de estar activo. En este caso lo he hecho frotando con aguarrás y un paño para neutralizar los posibles restos de producto que pudieran quedar. Este paso lo hago por la noche para no estar oliendo el aguarrás mientras se seca la pieza.

Lo siguiente ha sido delimitar las zonas que quería pintar con cinta carrocero para no salirme, y pintarlo con acrílicos, en este caso azul claro. Para darle un acabado mas fino lo he lijado entre capas.

taburete-capa-azul

Después, con un pincel fino y acrílico negro, he pintado directamente sobre la superficie del asiento unos patrones vegetales. Tipo doodle que tan de moda están actualmente, a los que he puesto unos detalles en color rojo para romper.

Si no te animas a hacerlo directamente, puedes hacer un dibujo sobre un papel recortado con la forma que quieres decorar y luego calcar. Realmente son dibujos muy sencillos y que siempre quedan bien así que no deberías tener miedo y lanzarte.

Después hay que darle un par de manos de barniz, en este caso he elegido acrílico de exteriores para que aguante mejor. Pero puede ser uno sintético mas fuerte si el uso que le vas a dar es intensivo y así te aseguras.

Y al final, obtienes algo tipo esto. Espero que os guste y os animéis a actualizar esos viejos muebles que seguro tenéis en casa, nos vemos!!!!

taburete-final

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

1 comment

  1. Pingback: Mobiliario del taller III, Sillas formica - ColoreArt